G. Varela Abogados defiende a cientos de afectados por el cierre la agencia de viajes “Tu Tiempo Libre”

La noticia saltó en el mes de agosto; cientos de viajeros vieron truncadas sus ilusiones de viajar.

Viajes de novios, viajes de estudios, obligaciones laborales, vacaciones… la agencia de viajes asturiana “Tu Tiempo Libre” comunicó el día 10 de agosto su cese de actividades, dejando en tierra a un gran número de afectados.

Los abogados del Despacho madrileño G. Varela Abogados han elegidos por 118 de ellos para ejercer la acusación contra los Administradores de la agencia de viajes, por la comisión de varios delitos de estafa, apropiación indebida, alzamiento de bienes y administración deslal.

De esta noticia, por su especial calado, se han hecho eco los medios.

http://www.elcomercio.es/asturias/siero-centro/201510/15/afectados-supuesta-estafa-tiempolibre-20151015001610-v.html

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2015/11/03/hay_afectados_que_todavia_han_enterado_que_podran_viajar_605685_300.html

http://www.lne.es/centro/2015/10/15/administrador-agencia-siero-usaba-reservas/1827140.html

grabaciones

El tratamiento penitenciario: LOS GRADOS

G. Varela Abogados

“he sido condenado a dos años de prisión y quiero saber cuánto tiempo cumpliré mi condena dentro del Centro Penitenciario”; “me ha llamado mi marido para decirme que le han clasificado en tercer grado penitenciario, ¿qué significa eso?”

Una semana más, G. Varela Abogados visita los estudios de Libertad FM, con la intención de hacer comprensibles las miles de normas aplicables a nuestra vida diaria. Porque todos somos Derecho.

A mediados del mes de septiembre, el Director del Despacho de Madrid de G. Varela Abogados, José Miguel Serrano Gutiérrez, acudió al programa radiofónico “El Mañanero”, para hablar con periodistas y locutores de “EL TRATAMIENTO PENITENCIARIO“.

PARA ESCUCHAR LA INTERVENCIÓN RADIOFÓNICA, PULSAD AQUÍ

RADIO

El artículo 25.2 de la Constitución Española, englobado en el importante capítulo de los Derechos Fundamentales, con sus apenas cuatro frases, supone la piedra filosofal de la legislación penitenciaria en España. El sistema de Derechos y garantías del que nos dotamos todos los españoles en el año 1978 garantiza la consecución de los distintos fines de las penas de prisión, entre las que destacan la reeducación y la reinserción.

Así, dispone que las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social, y no podrán consistir en trabajos forzados.

El condenado a pena de prisión que estuviere cumpliendo la misma, gozará de los Derechos Fundamentales de este capítulo, a excepción de los que se vean expresamente limitados por el Fallo condenatorio, el sentido de la pena y la Ley Penitenciaria.

En todo caso, tendrá derecho a un trabajo remunerado y a los beneficios correspondientes de la Seguridad Social, así como al acceso a la cultura y al desarrollo integral de su personalidad.”

Como vemos, es la REEDUCACIÓN y RESOCIALIZACIÓN DEL PRESO la función principal que ha de perseguir el cumplimiento de una pena de prisión, más allá del elemento retributivo o de castigo, si bien éste también ha de estar presente.

Para ello, cada preso ha de verse sometido, durante el cumplimiento de la pena a un seguimiento individualizado en lo relativo a su evolución personal. Esto es lo que se conoce como TRATAMIENTO PENITENCIARIO.

Para ello, y en orden a que el tratamiento penitenciario sea efectivo,  el preso será CLASIFICADO en primer, segundo o tercer grado, en función de la naturaleza del delito cometido, así como con sus circunstancias personales, familiares y sociales. Nos enfrentamos pues a la CLASIFICACIÓN PENITENCIARIA.

Sin embargo, la Ley Penitenciaria y el Reglamento Pentienciario disponen que la clasificación no debe ser definitiva e inamovible a lo largo del cumplimiento de la condena, quedando la modificación de grado al albor del comportamiento del reo y su evolución en el interior del Centro Penitenciario.

Tal y como prevén la Ley General Pentienciaria y el Reglamento Penitenciario, normas de aplicación a los efectos de regular la vida en el interior de una prisión, los distintos grados penitenciarios son los siguientes:

PRIMER GRADO o RÉGIMEN CERRADO: Se asigna este régimen penitenciario únicamente en los casos de peligrosidad extrema o de inadaptación grave y manifiesta al régimen ordinario.

Existen dos modalidades dentro de este régimen de vida:

  • Centros o módulos de régimen cerrado: para penados que muestren una manifiesta inadaptación a los regímenes comunes.
  • Departamentos especiales: para internos protagonistas o inductores de alteraciones regimentales muy graves, en las que se evidencie una peligrosidad extrema.

SEGUNDO GRADO o RÉGIMEN ORDINARIO: Son clasificados en segundo grado los penados en quienes concurren unas circunstancias personales y penitenciarias de normal convivencia en el interior del Centro Penitenciario, pero que a criterio de la Junta de Tratamiento Penitenciario no se encuentran capacitados para desarrollar su vida en libertad o semilibertad.

TERCER GRADO: El tercer grado se aplica a los internos, por sus circunstancias personales y penitenciarias, así como por la naturelaza del delito cometido, se encuentren capacitados para llevar a cabo un régimen de vida en semilibertad.

La clasificación en tercer grado penitenciario supone la posiblidad de que el reo se incorpore, poco a poco a la vida en libertad, pudiendo abandonar el centro penitenciario de lunes a viernes, desde la mañana hasta última hora de la tarde, pudiendo así optar, por ejemplo, a desarrollar un puesto de trabajo.

Ello supone que el reo únicamente deberá permanecer en el Centro Penitenciario, mientras esté clasificado en tercer grado, por las noches y durante los fines de semana.

Desde el año 2003, es requisito indispensable, para acceder a la clasificación de tercer grado penitenciario, haber satisfecho las responsabilidades civiles nacidas del delito, esto es, haber abonado las indemnizaciones a las que el reo haya sido condenado con motivo de la comisión del ilícito penal.

La Ley General Penitenciaria y el Reglamento Penitenciario permiten la CLASIFICACIÓN INICIAL EN TERCER GRADO PENITENCIARIO, siempre que las condiciones personales, familiares y sociales del condenado, así como la naturaleza del delito cometido, aconsejen la vida en semilibertad.

Resulta imprescindible poner en conocimiento de nuestros lectores que el grado en el que un interno es clasificado de inicio, debe ser revisado por la Junta de Tratamiento de cada prisión, como máximo cada 6 meses, y en el caso del primer grado, cada 3 meses.

– Por último, nos encontramos con la LIBERTAD CONDICIONAL.

La clasificación penitenciaria en libertad condicional supone que el reo cumplirá su condena en régimen de libertad, siempre y cuando no delinca durante el tiempo que dure la condena. Resultan requisitos de imprescindible cumplimiento para la obtención de la libertad condicional:

  • Encontrarse en tercer grado penitenciario
  • Haber extinguido las tres cuartas partes de la condena (o las dos terceras partes, si además se cumplen los requisitos del art. 91.2).
  • Haber observado buena conducta
  • Pronóstico individualizado y favorable de reinserción social

Animamos, una vez más, a nuestros lectores a escuchar la intervención radiofónica completa, en la que, con un lenguaje sencillo y cercano, todos aprenderemos cuáles son los fines de una condena y qué es el tratamiento penitenciario.

 Como siempre, nos ponemos a su disposición, con los abogados especialistas en esta materia, para aclarar cualquier duda al respecto, solicitando cita en nuestro Despacho de Abogados de Madrid o a través de los siguientes medios:

correo electrónico info@gvarelaabogados.com

página web www.gvarelaabogados.com

teléfono 609 636 894

Síguenos en Twitter (@GVarelaAbogados ) y en Facebook (G. Varela Abogados)

José Miguel Serrano Gutiérrez

ICAM 77.796

grados penitenciarios

“En vacaciones, a grandes problemas, grandes soluciones”

G. Varela Abogados

“la agencia de viajes ha arruinado mis vacaciones; el hotel no tenía nada que ver con el del folleto”, “al llegar al aeropuerto me encontré con que había más pasajeros que plazas en el avión y me he quedado en tierra“, “cuando he vuelto de vacaciones, me he encontrado mi casa desvalijada

En estos tiempos de crisis económica, política y social, la llegada de los meses de verano aconseja tratar de desconectar para comenzar el nuevo curso con energías renovadas.

 Casi todos, en mayor o menor medida, tratamos de romper las rutinas que nos unen a la gran ciudad, a los horarios encorsetados, a jefes pesados o compañeros inaguantables, para dar paso a momentos de tranquilidad y paz mental.

 Ya sea en la playa, en la montaña, en entornos rurales o disfrutando del extranjero, todos deseamos disfrutar de unas merecidas vacaciones.

 En condiciones normales, tanto los traslados como la estancia en el destino transcurren sin anécdotas reseñables y sin inconvenientes o sorpresas que nos amarguen esos días de vermouth, siestas interminables o visitas monumentales.

 Sin embargo, no son pocas las ocasiones en las que, nada más atravesar la puerta de casa, o incluso antes, quedamos gafados como viajeros y, lo que es peor, vilipendiados como consumidores.

Para ponerle solución a estos y muchos otros problemas, G. Varela Abogados, ha vuelto a acudir, como cada semana programa radiofónico El Mañanero, de Radio Libertad.

PARA ESCUCHAR LA INTERVENCIÓN RADIOFÓNICA, PULSAD AQUÍ

RADIO

 Desde G. Varela Abogados aconsejamos a todos nuestros lectores RECLAMAR Y HACER VALER NUESTROS DERECHOS.

 Veamos distintas situaciones que pueden presentarse:

 1.- “el folleto que me dejaron en el buzón tenía un precio y al llegar a la agencia de viajes pretenden cobrarme suplementos no anunciados”.

 Según lo dispuesto en el artículo 61 del Real Decreto Legislativo 1 /2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios “el contenido de la oferta, promoción o publicidad, las prestaciones propias de cada bien o servicio, las condiciones jurídicas o económicas y garantías ofrecidas serán exigibles por los consumidores y usuarios, aún cuando no figuren expresamente en el contrato celebrado o en el documento o comprobante recibido y deberán tenerse en cuenta en la determinación del principio de conformidad con el contrato”.

 ¿y qué debo hacer en este tipo de situaciones?

 Inmediatamente, solicitar una hoja de reclamaciones, en la que explicaremos la situación. Una vez  rellenada, y adjuntando copia del folleto publicitario, entregaremos la hoja de reclamaciones en la oficina de Consumo de nuestra ciudad o Comunidad Autónoma.

  2.- “Cuando ya estaba en el aeropuerto han cancelado mi vuelo y me he quedado en tierra.” “han vendido más billetes que plazas tiene el avión y me he quedado en tierra”

 La legislación europea, transpuesta e incorporada a la legislación española, viene al rescate de los turistas y viajeros españoles.

 Así, el Reglamento CE 261 /2004, siempre que el viajero tenga como origen o destino un aeropuerto de algún Estado miembro de la Unión, o la compañía aérea sea nacional de algún Estado miembro, establece, en primer lugar, la obligación de la compañía de buscar, con carácter de urgencia, transportes alternativos, si estos resultan posibles y, en todo caso, el derecho del viajero a una compensación, que incluirá la estancia en hotel si la espera incluye pernocta, así como la manutención y, en concepto de indemnización:

 – 250 euros para vuelos de hasta 1.500 km.

    – 400 euros para vuelos de entre 1.500 y 3.000 km. y todos los vuelos intracomunitarios de más de 1.500 km.

    – 600 euros para vuelos de más de 3.500 km. efectuados fuera de la UE.

Asimismo, si la cancelación del vuelo o el overbooking son imputables a la compañía aérea y ello supone la pérdida total o parcial de nuestras vacaciones con reserva, G. Varela Abogados recomienda reclamar el coste de los hoteles o excursiones no disfrutados.

 3.- “He conseguido volar, pero al llegar al destino me encuentro que mi equipaje ha sido extraviado”.

 De nuevo la legislación europea viene al rescate del pobre e indefenso viajero.

 En este caso, el Reglamento CE 889 /2002 y el Reglamento CE 285 /2010, disponen que para el caso de extravío o retraso grave en la llegada del equipaje darán derecho al viajero a reclamar una cantidad en concepto de compensación de hasta 1.300,00 euros, a no ser que previamente al embarque el viajero haya declarado y asegurado algún objeto de especial valor.

 En condiciones generales, el cálculo de la indemnización se realiza tomando como base el peso del equipaje, teniendo como valor de referencia 20 euros por kilo en vuelos nacionales y 30 euros por kilo en vuelos internacionales.

 Desde G. Varela Abogados aconsejamos, en todo caso, guardar Factura de todas las compras realizadas en el lugar de destino, a los efectos de acreditar cuál pudiera ser el contenido del interior de la maleta en caso de extravío.

 4.- “He contratado, reservado y pagado un apartamento por internet y al llegar al destino no había ningún apartamento”.

 En la práctica, ello significa que hemos sido estafados y deberemos acudir inmediatamente a un Juzgado o a una Comisaría a poner una denuncia.

 En G. Varela Abogados aconsejamos a nuestros lectores a extremar toda precaución antes del momento de la reserva.

 Detalles tan sencillos como que la persona o empresa que nos alquila el apartamento se acredite convenientemente o la búsqueda de opiniones en la red, pueden facilitar mucho nuestra búsqueda y conseguir que disfrutemos de unas merecidas vacaciones sin sobresaltos.

 5.- “Me he ido de crucero y nos han suspendido la mitad de las escalas”. “Mi crucero dejaba mucho que desear en cuanto a la calidad del barco”.

 Si nuestras vacaciones en el mar se han convertido en un viaje en un bajel pirata, debemos saber que la Ley nos ampara.

 En este caso, el artículo 151 del del Real Decreto Legislativo 1 /2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios nos faculta para reclamar responsabilidades a la agencia de viajes y al “mayorista” o propietario del barco de manera solidaria, con independencia de que la agencia de viajes se haya limitado a vendernos el producto, ya que el legislador entiende que la contratación directa con el consumidor se produjo a través de aquél.

 Por último, y si hemos conseguido disfrutar de unas vacaciones de ensueño, para evitar que nuestro retorno no sea una sorpresa, encontrándonos nuestra casa vacía de enseres, en G. Varela Abogados recomendamos extremar precauciones y ajustar nuestro comportamiento previo a unas normas básicas de prudencia:

 – No publicar en las redes sociales o foros ni la fecha de salida ni la duración de nuestro viaje.

 – Entregar la llave de casa a alguien de confianza para que cada dos o tres días suba las persianas y, ya de paso, riegue las plantas.

 – Poner temporizadores en las luces para que éstas se enciendan de vez en cuando.

 – Enchufar la televisión o la radio a un temporizador para que se encienda de vez en cuando.

 – Si somos afortunados y disponemos de domótica y cámaras en casa, hacer funcionar los elementos de la misma.

 En definitiva, no dar pistas a los cacos para que a nuestro regreso a casa todo se encuentre en su sitio.

En todo caso, desde G. Varela Abogados aconsejamos a nuestros lectores a acudir a nuestas instalaciones donde les ofreceremos un completo servicio de asesoramiento mediación. Nos ponemos a su disposición, con los mejores profesionales, para aclarar cualquier duda al respecto, solicitando cita en nuestro Despacho o a través de los siguientes medios:

correo electrónico info@gvarelaabogados.com

página web www.gvarelaabogados.com

teléfono 609 636 894

Síguenos en Twitter (@GVarelaAbogados ) y en Facebook (G. Varela Abogados)

José Miguel Serrano Gutiérrez

ICAM 77.796

Hindu devotees travel on a crowded passenger train in Goverdhan

Actividades molestas, nocivas, insalubres y peligrosas

G. Varela Abogados

“mis vecinos del piso de arriba no me dejan dormir; cada noche hacen fiestas con música alta hasta la madrugada”, “el restaurante que hay en el bajo deja la basura en el patio y la salida de humos da a mi ventana”, “hay una serrería debajo de mi casa y el ruido es insoportable”.

¿quién no ha sufrido en alguna ocasión un vecino molesto o un comercio que emite olores o ruidos difíciles de aguantar?

Para ponerle solución a estos y muchos otros problemas, G. Varela Abogados, ha vuelto a acudir, como cada semana programa radiofónico El Mañanero, de Radio Libertad.

PARA ESCUCHAR LA INTERVENCIÓN RADIOFÓNICA, PULSAD AQUÍ

RADIO

Las migraciones masivas del campo a la ciudad en la España de la posguerra a mediados del Siglo XX, con un siglo de retraso respecto del resto del continente europeo, supuso un cambio en la concepción de la forma de vivir.

 De las casitas bajas o las casas de campo rodeadas de hectáreas de terreno se pasó a la construcción en vertical, con grandes núcleos de población muy concentrados en altura.

 Con ello, actividades que hasta el momento se realizaban sin ningún tipo de cortapisa, empezaron a convertirse en una molestia para los vecinos colindantes e incluso un grave riesgo para la salud.

 Desde la tenencia de animales o la celebración de fiestas, hasta la instalación de un laboratorio químico o una carpintería.

 Para evitarlo, el legislador, desde 1960 a través de la Ley de Propiedad Horizontal, que como sabemos es el marco general que regula los derechos y obligaciones de los propietarios de viviendas existentes en una Comunidad de Propietarios, establece en su artículo 7.2 que

 “2. Al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.

 ¿y qué son actividades molestas, insalubres, nocivas o peligrosas?

 El Decreto 2114 / 1961, de 30 de noviembre, que aprueba el Reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas las define de la siguiente manera:

 – MOLESTAS: serán calificadas como molestas las actividades que constituyan una incomodidad por los ruidos o vibraciones que produzcan o por los humos, gases, olores, nieblas, polvos en suspensión o sustancias que eliminen.

 Por ejemplo, la colocación de una máquina de coser “de las antiguas” o el típico vecino que piensa que vive en la selva y pone el subwoofer a máxima potencia.

 – INSALUBRES: se calificarán como insalubres las que den lugar a desprendimiento o evacuación de productos que puedan resultar directa o indirectamente perjudiciales para la salud humana.

 Por ejemplo, la total y absoluta falta de higiene de uno de los vecinos o la acumulación descontrolada de objetos en la vivienda, lo que comúnmente se conoce como “síndrome de Diógenes”. También podría considerarse como actividad insalubre la cría de animales.

 – NOCIVAS: se aplicará la calificación de nocivas a las que, por las mismas causas, puedan ocasionar daños a la riqueza agrícola, forestal, pecuaria o piscícola.

 Este tipo de actividades tiene un encarte más complicado en su aplicación a la propiedad horizontal, por lo que en la práctica se suele recurrir a los otros tres tipos en solicitud de cesación.

 – PELIGROSAS: se consideran peligrosas las que tengan por objeto fabricar, manipular, expender o almacenar productos susceptibles de originar riesgos graves por explosiones, combustiones, radiaciones u otros de análoga importancia para las personas o los bienes.

 Por ejemplo, la instalación en los bajos de un edificio de un laboratorio químico o la acumulación de elementos que pudieran provocar, de verterse, una reacción que produzca gases o explosiones.

 ¿y cómo hago para que mi vecino molesto deje de hacer lo que hace?

G. Varela Abogados tiene la solución.

Debemos acudir nuevamente al contenido del artículo 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal cuando dispone que:

 El presidente de la comunidad, a iniciativa propia o de cualquiera de los propietarios u ocupantes, requerirá a quien realice las actividades prohibidas por este apartado la inmediata cesación de las mismas, bajo apercibimiento de iniciar las acciones judiciales procedentes.

 Si el infractor persistiere en su conducta el Presidente, previa autorización de la Junta de propietarios, debidamente convocada al efecto, podrá entablar contra él acción de cesación que, en lo no previsto expresamente por este artículo, se sustanciará a través del juicio ordinario.

 Presentada la demanda, acompañada de la acreditación del requerimiento fehaciente al infractor y de la certificación del acuerdo adoptado por la Junta de propietarios, el juez podrá acordar con carácter cautelar la cesación inmediata de la actividad prohibida, bajo apercibimiento de incurrir en delito de desobediencia. Podrá adoptar asimismo cuantas medidas cautelares fueran precisas para asegurar la efectividad de la orden de cesación. La demanda habrá de dirigirse contra el propietario y, en su caso, contra el ocupante de la vivienda o local.

 Si la sentencia fuese estimatoria podrá disponer, además de la cesación definitiva de la actividad prohibida y la indemnización de daños y perjuicios que proceda, la privación del derecho al uso de la vivienda o local por tiempo no superior a tres años, en función de la gravedad de la infracción y de los perjuicios ocasionados a la comunidad. Si el infractor no fuese el propietario, la sentencia podrá declarar extinguidos definitivamente todos sus derechos relativos a la vivienda o local, así como su inmediato lanzamiento.”

 Lo que quiere decir esto es que da igual quién sea el infractor, propietario o inquilino. En la práctica el propietario se convierte en responsable de lo que su inquilino haga.

 Por lo que… mucho cuidado en la elección de inquilinos.

En todo caso, desde G. Varela Abogados aconsejamos a nuestros lectores a acudir a nuestas instalaciones donde les ofreceremos un completo servicio de asesoramiento mediación. Nos ponemos a su disposición, con los mejores profesionales, para aclarar cualquier duda al respecto, solicitando cita en nuestro Despacho o a través de los siguientes medios:

correo electrónico info@gvarelaabogados.com

página web www.gvarelaabogados.com

teléfono 609 636 894

Síguenos en Twitter (@GVarelaAbogados ) y en Facebook (G. Varela Abogados)

José Miguel Serrano Gutiérrez

ICAM 77.796

Actividades molestas

Delitos contra el honor: INJURIAS y CALUMNIAS

Me han insultado por teléfono“, “me he encontrado pintadas en la puerta de mi casa mofándose de mí”, “el periódico de mi pueblo dice que he cometido un delito y es falso”…

Una nueva semana, G. Varela Abogados tiene acceso a los medios.

     En esta ocasión nuestros lectores podrán escuchar la intervención en el programa “Acompañados” de Radio Libertad, del Director Jurídico de G. Varela Abogados, José Miguel Serrano, respondiendo a preguntas relacionadas, en esta ocasión, con los DELITOS CONTRA EL HONOR: INJURIAS Y CALUMNIAS

PARA ESCUCHAR LA INTERVENCIÓN, PULSAD AQUÍ

RADIO

La Constitución Española de 1978 consagra los DERECHOS FUNDAMENTALES de todos los ciudadanos.

De todos ellos, quizá por su intangibilidad, los más complicados de concebir son el DERECHO AL HONOR,  el DERECHO A LA INTMIDAD y el DERECHO A LA PROPIA IMAGEN, reconocidos por el artículo 18.1

1.- Derecho al HONOR:

El derecho al honor protege la valoración que de la persona en cuestión se tenga en su ámbito personal o social. El concepto de derecho al honor se relaciona con la reputación y fama de una persona, su prestigio profesional o su dignidad personal.

Pueden ser titulares del derecho al honor las personas físicas y las personas jurídicas.

Como señalábamos, aunque “intangible”, el Derecho al Honor se configura en la Constitución Española como uno de los Derechos Fundamentales, con especial protección por parte de la legislación y los Poderes Públicos.

2.- Derecho a la INTIMIDAD:

 El derecho a la intimidad personal y familiar permite al sujeto mantener fuera de la acción y conocimiento de terceros su ámbito personal y familiar. Nos encontramos ante una esfera de lo más íntimo y personal del sujeto que éste tiene derecho a reservarse para sí mismo.

Solo las personas físicas son titulares del derecho a la intimidad.

La representación más importante del derecho a la intimidad es la inviolabilidad del domicilio, recogida igualmente en el artículo 18 de la Constitución Española de 1978.

3.- Derecho a la PROPIA IMAGEN:

El derecho a la propia imagen atribuye al individuo la capacidad de decidir libremente sobre la captación, reproducción o difusión de su imagen entendida como representación gráfica de la figura humana. Este derecho faculta a las personas a difundir o publicar su propia imagen y, por ende, su derecho a evitar su reproducción.

Como vemos, la libertad de información, prensa y expresión, también configurados como Delitos Fundamentales en la Constitución Española, se establecen como la “otra cara de la moneda”, al informar y opinar sobre sucesos o características acerca de personas, físicas o jurídicas.

 De los tres derechos anteriores, los delitos de INJURIAS Y CALUMNIAS atentan contra el DERECHO AL HONOR

–       ¿QUÉ ES UNA CALUMNIA?

Según el artículo 205 del Código Penal “es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.

Por su parte, el artículo 206 dispone que “las calumnias serán castigadas con las penas de prisión de seis meses a dos años o multa de doce a 24 meses, si se propagaran con publicidad y, en otro caso, con multa de seis a 12 meses.”

Artículo 207.- El acusado por delito de calumnia quedará exento de toda pena probando el hecho criminal que hubiere imputado.

–       ¿QUÉ ES UNA INJURIA?

Por lo que respecta al delito de injurias, el artículo 208 del Código Penal dispone que “es injuria la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.

Solamente serán constitutivas de delito las injurias que, por su naturaleza, efectos y circunstancias, sean tenidas en el concepto público por graves. En caso contrario, la injuria podría ser considerada como FALTA.

Artículo 209.- Las injurias graves hechas con publicidad se castigarán con la pena de multa de seis a catorce meses y, en otro caso, con la de tres a siete meses.

Artículo 211.- La calumnia y la injuria se reputarán hechas con publicidad cuando se propaguen por medio de la imprenta, la radiodifusión o por cualquier otro medio de eficacia semejante.

Artículo 212.-  En los casos a los que se refiere el artículo anterior, será responsable civil solidaria la persona física o jurídica propietaria del medio informativo a través del cual se haya propagado la calumnia o injuria.

En estos casos, y si el agraviado lo solicita, el medio informativo estará obligado a publicar, con la misma publicidad, tamaño y posición, la Sentencia de condena.

ESPECIFICIDADES DE LOS DELITOS DE INJURIA Y CALUMNIA

Artículo 215.1.-  Nadie será penado por calumnia o injuria sino en virtud de querella de la persona ofendida por el delito o de su representante legal. Se procederá de oficio cuando la ofensa se dirija contra funcionario público, autoridad o agente de la misma sobre hechos concernientes al ejercicio de sus cargos.

Si la injuria o la calumnia fueran vertidas en un procedimiento judicial, será OBLIGATORIO recabar el permiso del Juez ante el que se hubieran hecho las manifestaciones, ya se hayan hecho éstas de forma oral o por escrito.

El perdón del ofendido, extingue la acción penal, al tratarse de un delito de los considerados de naturaleza PRIVADA. Para conocer la distinta naturaleza de los delitos, animamos a nuestros lectores a acudir a la entrada del blog “¿y si quiero quitar la denuncia?

Artículo 216.- En los delitos de calumnia o injuria se considera que la reparación del daño comprende también la publicación o divulgación de la sentencia condenatoria, a costa del condenado por tales delitos, en el tiempo y forma que el Juez o Tribunal consideren más adecuado a tal fin, oídas las dos partes.

Es OBLIGATORIO igualmente, antes de formular querella, haber presentado la preceptiva PAPELETA DE CONCILIACIÓN, para celebración de acto de conciliación, en el que el conciliado, requerido para ello, puede reconocer la falsedad de sus manifestaciones, aunque la experiencia en G. Varela Abogados nos indica que ello rara vez ocurre.

Como siempre, nos ponemos a su disposición, con los mejores profesionales, para aclarar cualquier duda al respecto, solicitando cita en nuestro Despacho o a través de los siguientes medios:

correo electrónico info@gvarelaabogados.com

página web www.gvarelaabogados.com

teléfono 609 636 894

Síguenos en Twitter (@GVarelaAbogados ) y en Facebook (G. Varela Abogados)

José Miguel Serrano Gutiérrez

ICAM 77.796

injurias y calumnias

Garantías y derechos en la COMPRAVENTA

G. Varela Abogados acude nuevamente a su cita semanal con la radio.

     En esta ocasión nuestros lectores podrán escuchar la intervención en el programa “Acompañados” de Radio Libertad, del Director Jurídico de G. Varela Abogados, José Miguel Serrano, respondiendo a preguntas relacionadas, en esta ocasión, con los DERECHOS Y GARANTÍAS EN LA COMPRAVENTA.

PARA ESCUCHAR LA INTERVENCIÓN PULSAD AQUÍ

RADIO

Los artículos 1445 y siguientes del Código Civil regulan la naturaleza jurídica, obligaciones, derechos y garantías de comprador y vendedor, así como los efectos de una compraventa.

La compraventa encuentra acomodo legal con un regulación MUY PROFUSA, con casi cien artículos del Código Civil, que prevén multitud de situaciones.

Sin embargo, la aparición de nuevas formas de compraventa (a distancia, por internet, a grandes corporaciones, etc), ha supuesto la promulgación de nuevas Leyes que buscan la defensa de los derechos e intereses de consumidores y usuarios, frente a la posición de fuerza que puedan ejercer los establecimientos dedicados a la compraventa de bienes y servicios.

 El artículo 1461 del Código Civil establece la OBLIGACIÓN PRINCIPAL DEL VENDEDOR: Entregar la cosa vendida.

 Asimismo, se establece como obligación “accesoria” el SANEAMIENTO DE LA COSA OBJETO DE LA VENTA.

¿y qué comporta la palabra “saneamiento”?

 1.- DEFENSA DE CONSUMIDORES Y USUARIOS FRENTE A VENDEDOR PROFESIONAL

“Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.”

 La Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios articula, de manera muy pormenorizada, cuáles son las garantías y derechos de las que un comprador particular dispone frente a un vendedor profesional.

La primera de ellas es EL DERECHO A RECIBIR INFORMACIÓN PRECISA DEL BIEN O SERVICIO QUE SE VA A ADQUIRIR. Tanto el precio, como al naturaleza del objeto a comprar, así como las distintas utilidades del mismo, de forma que al consumidor le sea comprensible.

Una vez adquirido, TRAS EL PAGO y existiendo la posibilidad de que el producto no se encuentre en perfectas condiciones o sufra un deterioro inusual en relación con el fin al que está destinado, los artículos 123 y siguientes determinan el RÉGIMEN DE GARANTÍAS:

Si el objeto adquirido es NUEVO: El vendedor responde de las faltas de conformidad que se manifiesten en un plazo de dos años desde la entrega.

Si el objeto adquirido es de SEGUNDA MANO: el vendedor y el consumidor y usuario podrán pactar un plazo menor, que no podrá ser inferior a un año desde la entrega.

¿y qué puede hacer el consumidor frente al vendedor profesional en el caso de que el objeto adquirido esté defectuoso o sufra ese deterioro inusual?

Tiene el derecho de solicitar la reparación, la sustitución, la rebaja del precio o la resolución del contrato de compraventa, atendiendo en todo caso a criterios de posibilidad y de proporcionalidad, en relación al precio del producto, al uso para el que haya servido, a la diligencia de cuidado que haya puesto el comprador, etc.

Tienen prioridad la reparación y la sustitución, quedando la rebaja del precio y la resolución del contrato como segunda opción, si aquéllas no hubieran sido posibles.

Dato importante: LA REPARACIÓN Y SUSTITUCIÓN DEL BIEN DEBEN SER GRATUITAS PARA EL CONSUMIDOR.

¿y qué ocurre si me he comprado un bien, y aunque esté en perfectas condiciones, una vez que llego a casa o me llega a casa por transporte, me doy cuenta de que no le voy a dar el uso que esperaba o que he comprado de manera compulsiva?

“Papa Estado le pone remedio”.

La propia Ley para la Defensa de Consumidores y Usuarios, en su artículo 68 y siguientes, viene al rescate del comprador compulsivo y establece el DERECHO DE DESISTIMIENTO, según el cual, este comprador arrepentido, tiene la facultad de, en el plazo mínimo de siete días hábiles (pueden ser prorrogables por el comercio), devolver el producto, por supuesto en perfectas condiciones, y que le sea restituido el dinero.

Desafortunadamente, desde G. Varela Abogados somos conscientes del abuso de este derecho por parte de algunos consumidores, actitud que resulta, sin lugar a dudas, digna de reproche social.

 2.- “GARANTÍAS” ENTRE PARTICULARES: CÓDIGO CIVIL.

Comentábamos anteriormente que el Código Civil determina que la obligación principal del vendedor es entregar la cosa vendida y que existe, como hemos visto, una obligación “accesoria” de saneamiento.

En el caso de consumidores y vendedores profesionales (comercios), es la Ley para la Defensa de Consumidores y Usuarios la encargada de regular el régimen jurídico de esa obligación de saneamiento.

 Para el caso de particulares, el artículo 1474 del Código Civil establece que “el vendedor responderá al comprador de los vicios o defectos ocultos que la cosa tuviere.

Artículo 1484.- El vendedor estará obligado al saneamiento por los defectos ocultos que tuviere la cosa vendida, si la hacen impropia para el uso a que se la destina, o si disminuyen de tal modo este uso que, de haberlos conocido el comprador, no la habría adquirido o habría dado menos precio por ella; pero no será responsable de los defectos manifiestos o que estuvieren a la vista, ni tampoco de los que no lo estén, si el comprador es un perito que, por razón de su oficio o profesión, debía fácilmente conocerlos.

Artículo 1485 .- El vendedor responde al comprador del saneamiento por los vicios o defectos ocultos de la cosa vendida, aunque los ignorase.

Artículo 1486.- En los casos de los dos artículos anteriores, el comprador podrá optar entre desistir del contrato, abonándosele los gastos que pagó, o rebajar una cantidad proporcional del precio, a juicio de peritos.

PLAZO DE SEIS MESES PARA LA RECLAMACIÓN FEHACIENTE.

 Es preciso ACREDITAR (carga de la prueba), que el vicio o defecto es  PREEXISTENTE A LA FECHA DE LA COMPRAVENTA.

     Como siempre, nos ponemos a su disposición, con los mejores profesionales, para aclarar cualquier duda al respecto, solicitando cita en nuestro Despacho o a través de los siguientes medios:

correo electrónico info@gvarelaabogados.com

página web www.gvarelaabogados.com

teléfono 609 636 894

Síguenos en Twitter (@GVarelaAbogados ) y en Facebook (G. Varela Abogados)

José Miguel Serrano Gutiérrez

ICAM 77.796

garantias y derechos de un comprador

Delitos contra la Administración Pública: Prevaricación, cohecho, desobediencia…

    Después de una semana de descanso, G. Varela Abogados vuelve a la radio.

  En esta ocasión nuestros lectores podrán escuchar la intervención en el programa “Acompañados” de Radio Libertad, del Director Jurídico de G. Varela Abogados, José Miguel Serrano, respondiendo a preguntas relacionadas, en esta ocasión, con los DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA: PREVARICACIÓN, COHECHO, DESOBEDIENCIA, ABANDONO DE DESTINO, TRÁFICO DE INFLUENCIAS y muchos otros.

PARA ESCUCHAR LA INTERVENCIÓN, PULSAD AQUÍRADIO

Quizá este tipo de delitos, tal y como afirmamos en la intervención radiofónica, encuentran en el Código Penal un profuso desarrollo, el cual va más allá de su aplicación práctica, ya que, por la experiencia que atesoramos en el Despacho, la mayor parte de los condenados terminan siendo los particulares (en el caso del cohecho o la desobediencia).

Por ello, desde G. Varela Abogados, apostamos por una aplicación efectiva de las normas vigentes, más allá de un “superdesarrollo” que a la postre quede yermo.

  Como siempre, nos ponemos a su disposición, con los mejores profesionales, para aclarar cualquier duda al respecto, solicitando cita en nuestro Despacho o a través de los siguientes medios:

correo electrónico info@gvarelaabogados.com

página web www.gvarelaabogados.com

teléfono 609 636 894

Síguenos en Twitter (@GVarelaAbogados ) y en Facebook (G. Varela Abogados)

José Miguel Serrano Gutiérrez

ICAM 77.796

cohecho

Nuevas tecnologías y delincuencia (intervención radiofónica)

G. Varela Abogados acude nuevamente a su cita semanal con la radio.

     En esta ocasión nuestros lectores podrán escuchar la intervención en el programa “Acompañados” de Radio Libertad, del Director Jurídico de G. Varela Abogados, José Miguel Serrano, respondiendo a preguntas relacionadas, en esta ocasión, con los DELITOS COMETIDOS CON AYUDA DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS.

PARA ESCUCHAR LA INTERVENCIÓN (11 minutos 50 segundos), PULSAD AQUÍ

     Como siempre, nos ponemos a su disposición, con los mejores profesionales, para aclarar cualquier duda al respecto, solicitando cita en nuestro Despacho o a través de los siguientes medios:

correo electrónico info@gvarelaabogados.com

página web www.gvarelaabogados.com

teléfono 609 636 894

Síguenos en Twitter (@GVarelaAbogados ) y en Facebook (G. Varela Abogados)

José Miguel Serrano Gutiérrez

ICAM 77.796

DELITO ANONIMATO

Ponencia “EL DERECHO DE DEFENSA: LA DECLARACIÓN DEL DETECTIVE PRIVADO”

La pasada semana, nuestro Director, José Miguel Serrano, fue invitado como ponente por la Asociación Profesional de Detectives Privados de España, al XII Congreso Internacional celebrado en la ciudad de Cáceres, para el que se encontraban convocados profesionales de la investigación privada de toda Europa.

Entre otras materias de gran interés, y al hilo de las recientes noticias relacionadas con detectives privados y Tribunales, los allí presentes acudieron a la ponencia titulada “EL DERECHO DE DEFENSA: LA DECLARACIÓN DEL DETECTIVE PRIVADO

A través de ella, y enmarcado dentro del “derecho de defensa” general de cualquier detenido y / o imputado, del que ya hablamos en anteriores entradas de este blog, los detectives conocieron desde el punto de vista teórico jurídico y de práctica de Tribunales, cuáles son los derechos que les asisten en el ejercicio de su actividad; actividad que, en ocasiones, se ve confrontada a los derechos y garantías de sus investigados o al interés general.

Asimismo, y tras la ponencia, varios profesionales de la investigación privada pusieron de manifiesto experiencias personales que ayudaron al resto de congresistas a conocer de primera mano “hasta dónde” y “de qué manera.”

Sin duda alguna, una experiencia muy interesante a la que no dudaremos en acudir de volver a ser invitados.

Para acceder a la presentación:  PRESENTACIÓN

correo electrónico info@gvarelaabogados.com

página web www.gvarelaabogados.com

teléfono 609 636 894

Síguenos en Twitter (@GVarelaAbogados ) y en Facebook (G. Varela Abogados)

José Miguel Serrano Gutiérrez

ICAM 77.796

PONENCIA