El delito de Fraude a la Seguridad Social (Parte I)

Desde el Despacho de Madrid de G. Varela Abogados, y a través de una serie de sencillas preguntas y respuestas trataremos de conocer qué es la Seguridad Social, cuáles son sus funciones y cuáles son las consecuencias de defraudar el pago de las cuotas de cotización.

1.- ¿QUÉ ES LA SEGURIDAD SOCIAL?

 Si bien se trata de una estructura compleja, por cuanto son numerosos sus cometidos, podemos decir que la Seguridad Social se constituye como un Organismo, de carácter público y estatal, que la Organización Internacional del Trabajo define como “la protección que la sociedad proporciona a sus miembros, mediante una serie de medidas públicas, contra las privaciones económicas y sociales que, de no ser así, ocasionarían la desaparición o una fuerte reducción de los ingresos por causa de enfermedad, maternidad, accidente de trabajo, o enfermedad laboral, desempleo, invalidez, vejez y muerte; y también la protección en forma de asistencia médica y de ayuda a las familias con hijos.”

retirement

2.- ¿CUÁNDO NACE LA SEGURIDAD SOCIAL?

En España, aunque podamos tener la idea de que las políticas sociales son cosa del Siglo XX, ya encontramos en 1883 una “Comisión de Reformas Sociales”, que se encargó del estudio de medidas que sirviesen para la mejora y el bienestar de una incipiente clase obrera, en los inicios de la Revolución industrial.

En 1900 se creó el primer seguro social, la Ley de Accidentes de Trabajo, que venía a dar cobertura a los trabajadores que sufrían accidentes invalidantes en el desempeño de su actividad profesional.

En 1908 nace el “Instituto Nacional de Previsión”, antecesor de lo que hoy conocemos como Dirección General de la Seguridad Social, en el que, en forma de “caja o hucha” se integran los seguros sociales que van surgiendo.

A lo largo del Siglo XX, van mejorando los mecanismos de protección de los trabajadores, implementándose seguros de maternidad, seguros de paro forzoso, seguros de enfermedad y seguros de vejez e invalidez, que se convierten en obligatorios.

3.- ¿SERÍA POSIBLE QUE DESAPARECIERA EL SISTMA PÚBLICO DE SEGURIDAD SOCIAL PARA DAR PASO A UN SISTEMA PRIVADO EN EXCLUSIVA?

 A día de hoy el sistema público de pensiones y asistencial está garantizado por el contenido del artículo 41 de la Constitución Española de 1978, según el cual los poderes públicos mantendrán un régimen público de seguridad social para todos los ciudadanos que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo.

4.- ¿QUIÉN Y CÓMO SE PAGA EL FONDO DE LA SEGURIDAD SOCIAL?

 Todos los trabajadores, ya sea por cuenta propia o ajena, a través del sistema de cotizaciones, por medio del cual un porcentaje del salario se transfiere a la Seguridad Social.

Es decir, que “con las cantidades entregadas por los cotizantes de hoy, se pagan las pensiones de los que trabajaron ayer”, convirtiéndose, de este modo, en una especie de sistema piramidal.

5.- ¿OFRECE PROBLEMAS ESTE SISTEMA?

 Sin duda.

La configuración del sistema de pensiones, prestaciones y subsidios, cada vez más garantista y más enfocado a la consecución de un Estado social y del bienestar, exige muchos recursos en situaciones de crisis económica o en sociedades con focos crónicos de marginalidad.

El actual sistema existente en España (no así en otros países de nuestro entorno), fue pensado para una sociedad en la que el número de cotizantes fuera netamente superior al número de beneficiarios de las pensiones, prestaciones o subsidios. Es decir, que el número de trabajadores superase al número de pensionistas.

El “baby boom” de los años 60 y 70, junto con la merma de población anciana que provocó la Guerra Civil y la posguerra, ha permitido que durante las últimas décadas el sistema de pensiones sea viable.

Sin embargo, desde finales de los años 80 España sufre una grave crisis demográfica, que ha reducido hasta límites preocupantes el nivel de nacimientos. Ello unido a la sucesión de graves crisis económicas y las altas tasas de paro, puede poner en serio riesgo la pervivencia de este sistema, así como las pensiones de los futuros jubilados.

Por eso cada empresario, cada profesional y cada trabajador tienen que ser conscientes de la importancia de seguir cumpliendo de manera escrupulosa con el sistema de cotizaciones, así como los Poderes públicos favorecer la existencia de un tejido empresarial que reduzca las tasas de paro, con un nivel de salarios que permitan que esa hucha permanezca sin riesgos de desabastecimiento.

6.- ¿QUÉ PUEDE OCURRIR SI TRABAJAMOS O SOMOS EMPRESARIOS Y NO PAGAMOS A LA SEGURIDAD SOCIAL?

En el “mejor” de los casos, la propia Seguridad Social dispone de mecanismos para embargar y ejecutar los bienes de los obligados al pago que no hayan cumplido con sus obligaciones.

Sin embargo, tal y como señalábamos, el serio riesgo de pervivencia del sistema provocó que el legislador incluyese en el Código Penal, a través de su artículo 307, un delito autónomo, el de “defraudación a la Seguridad Social”, para dotar de más severidad la respuesta de la Administración Pública ante un comportamiento que puede conllevar graves consecuencias.

Por su complejidad e importancia, hablaremos del delito de defraudación a la Seguridad Social en siguientes ocasiones.

Como siempre, nos ponemos a su disposición, con los abogados especialistas en fraudes a la Seguridad Social, para aclarar cualquier duda al respecto, solicitando cita en nuestro Despacho de Abogados de Madrid o a través de los siguientes medios:

correo electrónico info@gvarelaabogados.com

página web www.gvarelaabogados.com

teléfono 609 636 894

Síguenos en Twitter (@GVarelaAbogados ) y en Facebook (G. Varela Abogados)

José Miguel Serrano Gutiérrez

ICAM 77.796

grabaciones